Tuesday, July 19, 2011

Detrás de las marcas


Investigaciones muy serias y sesudas han abierto puertas que estaban cerradas a nuestro conocimiento. Puertas que nos descubren las realidades ocultas tras las marcas que habitualmente consumimos compulsivamente. Existe el Dr. Martens? Donde está su consulta? Con que hacen la tinta china Pelikan? Es realmente china o es NA-VA-RRA? Que sabemos del Marqués de Gotelé y de sus traumas adolescentes causados por su dermatitis? Quien es Don Perignon? Donde está Santi el de las cuajadas?Que fué de Mirinda de Orange? ... son millones las preguntas que hacer y que responder!!!

Nosotros, y a modo de avance, hemos descubierto a Sir Corn Fake Narrow. Un irlandés nacido en la casa más estrecha de Cork* que desde su mas tierna infancia puso todo su empeño en engañar al prójimo para sanear su maltrecha economía. Malvivía en los puertos hasta que se enamoró de Lady Grecian, hija de un extraperlista griego. Juntos vendieron crecepelo por todo el condado de Cork hasta que dejaron a toda la población del suroeste irlandés como bombillas. Este pequeño incidente capilar les dió el empujoncillo que necesitaban para emprender lo que sería su mayor aventura: América

En su eterna busqueda de vender aire a precio de whiskey, y por no extendernos demasiado, investigaron  en su granja de las afueras de Milkville la forma de inflar cereales para poder venderlos por su volumen y no por su peso. Este proceso merecería por si solo enciclopedias y enciclopedias. El que la sigue la consigue: nacen los desayunos ricos en fibra, Sir Corn se dedica a su auténtica pasión: la tipografía y Lady Grecian oscurece las sienes de los canosos norteamericanos gracias a los restos resultante del proceso de inflamiento de los cereales.

Así que cada vez que veáis una marca en la balda de un supermarket ... pensad en que hay detrás!!!

*Ver libro guiness ... o beberlo

7 comments:

  1. Jhon Corn Flake Jr.July 19, 2011 at 10:13 AM

    Cuentan que cuando Mr Corn fabricó la primera caja de Corn-Flakes la dejó en la cocina de su casa con intención de sorprender a su mujer y se fué a trabajar a su taller de ideas. Un rato después apareció su mujer por el taller despeinada y con aspecto desesperado, se miraron y mantuvieron la siguiente conversación:

    El: ¿Qué te ocurre cariño?

    Ella: Mi amor, me siento estúpida. Estoy intentando hacer un puzzle y no consigo encajar ni una pieza.

    El: ¿Pero tienes la foto o el dibujo del puzzle en la caja?, mi sol.

    Ella: Sí mi príncipe, es un gallo, pero no hay manera, estoy muy desanimada.

    El: No te preocupes mi reina, que ahora vamos a mirarlo.

    Llegan a la cocina y se sientan en la mesa.

    Se miran, miran la caja, miran las piezas, se vuelven a mirar, ...

    El: Mi estrellita polar,...........vamos a hacer una cosa: Volvemos a meter los primeros Corn-Flakes en la caja, y no decimos nada a nadie, ¿vale?

    ReplyDelete
  2. Algún día la humanidad sabrá la verdadera historia de aquel hombre que pasó de la respetabilidad a la indigencia. Se le conocía como Dion Simón.

    ReplyDelete
  3. Sigue siendo muy respetado y querido, no evidentemente en los círculos en los que antes de su crisis identitetraria se movía, pero es muy amigo de sus amigos, y no hay noche estrellada en la que no ayude a sus camaradas a pasar los días con otro puntillo.

    Anoniban

    ReplyDelete
  4. Gracias por los elogios, uno hace lo que puede

    ReplyDelete
  5. Alguna marca si se lee alberres oculta mensajes de amoniacos?

    ReplyDelete
  6. Busca en un super el postre "Natas Onreva", caja roja con dibujos de llamas andinas, siempre en zona de precocinados fuera de neveras. Ojo, cógelo con guantes ignífugos. No caduca y se sirve flambeado

    ReplyDelete